De no ser

Donde estás? Le pregunté... Pero el silencio fue absoluto, ya nadie respondió y el telefono quedó completamente mudo. Fue uno de esos días en los que siento que el agua está seca, el fuego no me quema y el viento no me toca. Mi cuerpo pierde la sensibilidad y se olvida de funcionar por un instante. Y tu voz que ya no puedo oir, tu voz que me susurra en la oscuridad de la noche unas palabras extrañas que no logro entender, una marejada de tonos sin vocalizar... Y oigo una musica de fondo, muy suave y eterna, muy tuya y muy nuestra. Tengo miedo de perderte, de perderme, de encontrarte vacío. Y yo mientras... cansada de ser, cansada de no ser.

Con fusión

Vete, ya es de noche
Tengo miedo
de necesitarte
Quédate, ya es de día
quiero mirarte
una vez mas
y ya nunca esperarte
Déjame que faltes
necesito necesitarte
respirarte!
Ya no te quedes
mi alma se ha ido
No la encuentres!
 
Pero solo algo te pido
ya no me faltes...

Ribetes

Soy criminal
dispuesta al duelo
Soy esquimal
de un retórico hielo
Me suspendo en lo ambigüo
Me quiebro en tus segundos
Ribeteo manos de otros
Despierto ojos de mi
Manantial de incongruencia
Rebalsa senti miento
Ahóganse hojas de diario
Sombreritos de pintor
Avioncitos de papel
Origamis que vuelan
Y se deshace mi piel
No me creo, me culpo
Me esculpo la tierra
Me destierro en la piedra
Me rizo el pelo
Calzado el sombrero
Cansado el florero
Salgo a buscar te 
Encuentro certero
de un criminal sin causa
Despierta!
Ya esta puesta la mesa...

Amen

Cara cruz
Cruz crucial
Clon clon
Bataclan!
Sin son ni tan
Mensajes de luz
Lucero de paz
Paciente de mi
Retrocedo de ti
Tirando sin fin
Finita verdad
Cansada de mas
Mastico un final
Fingiendo real
Realzaste mitad
Mito casual
Un encuentro estelar
Sin estrellas ni mar
Naranjas con sal
Cara cruz
Cruje tu amor
Amen de tu voz...

Me arreo

Me tomo una pastilla de nada y dejo que me haga efecto el desconsuelo de saber que no hay causa ni efecto, solo un placebo de emociones atolondradas que me dejan llena de insabios pensamientos... No conocer el final del principio se convierte en una intermitente repeticion de abandonos... Me voy, ya vuelvo, ya mismo no estoy, no me busques que ya no me encuentro...ni yo.

Exilio

Fuegos de artificio encienden la nada, la noche sonrie y resuena trasnochada. Me guardo en un frasco un pedacito de cielo por si acaso mañana no me permitan ya verlo. Ahora tengo un bichito de luz adentro de mi frasco, le hago un agujerito en la tapa y lo pongo en mi cajon por si esta noche no puedo dormir. Miro ahora mi techo lleno de estrellas y una de ellas, es fugazzzzzz... rebota en el silencio y su eco se refleja como un prisma en mil direcciones. Me pide volver a ser infinito, me clama piedad, regresar del exilio... Y ahi la dejo, atravesando la noche vuelve a ser una luz: pequeñisima desapareciendo en la nada...  

Bis

Una, dos tres..
diez mil quinientas noventa y tres...
y me lo vuelvo a poner al reves!
 

Crujen

Increible cruda crueldad
Creiste cruzar creencias?
Clamaste clemencia!
Clitoris clonados...
Que quizas quieras?
Quimeras querencias!
Prisioneros presentes
practican apretones
Gruesos graznidos
gritos gratuitos
Silencio!
Se sabe sereno
sin suelo se sienta
Huelo humo
huerfana huida
humedos huespedes
huesos humanos

Complejidad

Si pudiera entrar sólo un instante... Así: un desoladisímo segundo, inmediato, repentino, efímero, en una casi imperceptible milésima de infinito... Si entrara, conocería la pura ilógica razón de tu maléfica e incomprensible sinrazón... No la entendería por supuesto, pero al menos comprendería la intricada y laberíntica rebelión que te apasiona, sabría que me enfrento al mismísimo recuerdo infantil y atemorizante, al fantasma de la oscuridad. Si pudiera entrar sólo un instante en tu mente arremolinada, insana, porfiada... me encontaría con un maldito recuerdo de alguien a quien conociste, que creía conocerte pero que hoy ya no recuerda haberte conocido...

Imagino

Camino una vez más a través
del abismo de mis ojos
Me recreo en las palabras
Me sumerjo en el delirio
de un mar de silencios
Me sumerjo en la mirada blanca
de un anciano que aún respira
Me debato en la constancia
de estas horas eternas...
Imagino mi cara
casi sin pensarla...
La desdibujo con mis manos
en el espejo empañado
de mi propio inconsciente

Hacia mi

Recién ahora que apenas, recuerdo lo poco que antes. Empiezo a vivir... habré vivido? Ya treinta años me dijo alguien. Tres decenas de bolsillos cargados de mí… Recito aquello que no. Remito lo mucho que si… Ahí va, sólo que temo. Aventuro sin más, ruedo por qué… No hay seguridad, sólo oportunidad. Resumo la vida que allá, la guardo en la de acá… siempre hoy, nunca ayer, mañana capáz.

Volvería...

Si tuviera que volver a nacer elegiría el blanco, elegiría piedra libre para todos mis compañeros, rozaría con mis manos pequeñitas la cara húmeda de quien me ha dado a luz, suplicándole que no me deje crecer, que me resguarde así... pequeña, soñadora, purísima inocencia...
Si tuviera que volver a crecer, jugaría mil veces más al gallito ciego, correría sin parar por las plazas, volvería a caerme sobre las mismas piedras que me hicieron llorar por primera vez, saltaría a la soga cantando las mismas canciones que hoy no puedo recordar, llenaría todos los álbumes de figuritas que quedaron vacíos, juntaría caracoles y volvería a regalárselos a mi mamá jurándole que es el tesoro más preciado, barrenaría las olas más grandes -esas que tanto miedo me daban-, construiría castillos hasta quedarme sin arena, remontaría barriletes de colores hasta en los días de tormenta, juntaría bichitos de luz en esos mágicos frascos de mermelada, dibujaría rayuelas con tizas de colores y volvería a saltar una vez más intentando llegar al cielo, me daría eternos baños hasta que la piel se me ponga arrugada y morada, haría cientos de dibujos más... de esos con casitas, nubes, soles, mamá, papá, Ivo, Chris y Olaf..., daría mil vueltas más en mi primer bicicleta con rueditas, volvería a escuchar maravillada los mismos cuentos fantásticos, las mismas fábulas de animales que muchas veces no terminaba de entender... Volvería a peinar una vez más esa muñeca, inventaría cientos de historias con los play mobile o los pinypon y volvería a ponerles nombre a todos mis ositos... Volvería a darle la mano a mis hermanos para cruzar la calle, volvería a pelearlos para después pedirles perdón... Juntaría hormiguitas del jardín de mi abuelo y las haría naufragar otra vez sobre las hojas del tanque de agua. Juntaría caracoles de todos los tamaños, los haría jugar carreras en medio de la calle y me sentaría en la vereda esperando a que pase algún auto y pfff... (maldad infantil tiene perdón). Contruiría telefónos caseros con mis hermanos, dos latas y un cable... diversión asegurada! Volvería a jugar al fútbol para que puedan ser dos contra dos, le pediría a mi abuela que me vuelva a cocinar esos waffles deliciosos y volvería a dormir junto a ella esas eternas siestas de verano. Le pediría a papá que me lleve al mar, que me enseñe a nadar y me lleve a lo más hondo. Inflaría miles de globos de colores y los soltaría una vez más desde la ventana de mi cuarto. Me llenaría las manos de boligoma, para esperar a que se seque y jugar a que se me sale la piel... Me disfrazaría con los vestidos de mamá, me pondría tacos y escucharía una vez más sus retos desde la cocina. Me levantaría a la madrugada y, caminando sigilosamente, me metería en la cama de mis papás, justo en el medio, haciéndome bolita y olvidando todas las pesadillas...
Si tuviera que volver a crecer no dejaría nunca de reir...

Alegoría

A veces te pienso.
Lo sé cuando me despierto
y el sol seca las lágrimas
que aún duermen en mi...
A veces te creo.
Cuando leo en tus palabras
al que alguna vez vivió
al que tal vez fuiste...
o fue mi imaginación?
Alguna vez quiero-te
Idealísimo idéntico ser...
Fantasía fantasmagórica...
Quién eres sino la sombra
de un sueño que murió sin ser?

De este Ello

Enternecida. Sólo en aquel fugaz bello momento. Los árboles se quitan su vestido y alfombran los adoquines revolucionarios sobre los que alguna vez he escrito... A sus pies dejan dorados collares, se despojan de su efimera riqueza y se sonríen cuando busco un refugio bajo sus brazos desnudos. Adormecida. Me sumerjo... hojas secas, crujientes despojos de savia, retazos de una vida que se esfuma con el viento. El naranja del cielo me canta al oído, me susurra una melodía silenciosa, fugaz y eterna...

Olvidos

Sentada justo al borde.
Me recuerdo recordada,
me recuerdo olvidada...
Sabes que lo prefiero así,
prefiero el olvido del recuerdo
al recuerdo del olvido...

Vienes

Vino una sombra
a colarse por mi ventana
lánguida
sinuosa
cautelosa
Me tomó de la mano
sin tocarme
Me cantó sus canciones
sin hablarme
Recorrió mi alma
sin conocerme
Vino una sombra
a colarse por mi ventana
La dejó abierta...
y en mi casa sólo queda
su cálido recuerdo...
la sombra de un sueño
apenitas despierto...

Quiero...

Quiero correr sin equipaje, quiero alas para volar... Tendrá alguien unas para prestarme? Despegar mis pies de la tierra, remontarme como un barrilete entre las nubes, tocando con las manos las suaves figuras blancas del infinito, mirando desde arriba como todo se hace pequeño... y llegar hasta el mar... donde el celeste se confunde, arriba y abajo... azul por donde se mire... profundidad sin fin, irrealidad inalterable... Ser yo, ser alma, ser mar, ser vida... ser agua que se esfuma, se evapora y vuelve a caer... Gotitas atolondradas sonriendo, brillando puras, viajando noche y día... del mar al cielo, del cielo al mar... Si, quiero ser gotita... desarmarme entre las olas y esfumarme entre la sal...

Me dejo


.
Le regalo al destino
un trocito de mi alma
la cedo silenciosa...
como una araña
que teje su tela
de seda mortal

Me sumerjo
en las lagunas
del eterno desatino
y recorro las orillas
de tus pies descalzos
blancos de nieve

Me duermo
en los delirios
del dulce silencio
y te escribo
en los libros raídos
de esta historia inacabada

Doce Segundos


Camino entre las rocas
del casi paraiso
Con pasos atolondrados
saltando al infinito
abismo alucinogeno...
Las estrellas tintineantes
fugaces, magicas amigas
deambulan en la negrisima
esfera de la inconsciencia
Me dejo tomar de la mano
del idealisimo sinsentido
de la mismisima felicidad
de la sonrisa desatada
por motivos insensatos
Me recuesto sobre la fria
piedra del desvario
parten solitarios navios
hacia el horizonte difuso
hacia el devenir receloso...
Los ojos anonimos
de alguien que me espia
se sumergen en los mios
se convierten en rocio
Madrugadas recien nacidas
abrazos atemporales
cargados de sal marina
pegajosos recuerdos
que de pronto de olvidan
lapidados, enterrados
arremolinados de espuma
Se van con la marea
tristezas lejanas...
botellitas de colores
con mensajes salvadores!
Se que te pierdo
apenas te veo
Se que te tengo
aspera barba de algas marinas
Solo por ahora
mientras el sol asoma
y el faro persevera
en su vuelta inacabada
en su destello
de felicidad efimera
en su lucecita
de alma infinita...

Infimo

Ínfimo granito de arena
navegas en un reloj inacabado
respiras en la superficie
y te abrazas a lo efímero...
fugaz como este mismo segundo
Eterno giro del desconcierto
sin escapatoria te dejas
vuelves al infinito
y desde lo alto te desprendes
jugando a ser lluvia
Mareado te desdibujas
vuelves a ser pequeño
ínfimo granito
ríes lágrimas de mar
Eres eterno
en este pequeñísimo
mundo de relojes de arena...

Atar de ser

Dias de eterna paz
eternidad de dias
que vienen y van
El naranja que me habita
me invita, me refleja
Me dejo navegar
por la marea calma
de atardeceres anonimos
Me nombro, me domino
y en el vaiven
desentonado del mar
me escucho creadora
recito mi historia
al oido de la memoria
y guardo para siempre
mi reflejo de hoy
en el espejo
de los proximos dias
en el destello
enceguecedor
de este sol que me habita

Te me pegas

Como mosca de verano
pegajosa...
zumbido empalagoso
tu cara se me pega
en la retina
tu voz en mis oídos...
Dibujo figuras en el aire
con mi mano espanto
la mosca que eres
el aleteo constante
el desorden en el aire
tu suspiro desafiante...

Mareada

Si me ves llorar no es por vos
es porque mis lágrimas quieren ser mar…
para que mis ojos vean por siempre
el reflejo del cielo en el azul de su profundidad...

Sensatez

A veces camino en puntitas para no despertarme, para no romper esta idílica fantástica sensación de no tener sombra... A sombrada, aturdida... Sombra infiel que se me extravía en estas noches oscuras... me arremango los talones de aquiles, me deshago de los complejos de edipo, me sumerjo en el mar muerto y floto entre las sales sobre panes con manteca. De pronto me resbalo sobre un palo enjabonado y vuelvo a caer al agua, al agua, al agua haciendo sapito. Miles de burbujas saltan embriagadas a mi alrededor, entre todas me emborrachan, me encierran y me convierto en un adornito, de esos que se sacuden... mis ojos se llenan de nieve y me despierto entumecida... Me levanto de la cama, me sacudo la locura y me miro de reojo mientras duermo, y me voy despacito despacito, shhh en puntitas! Para no despertarme...

Desvelo

Me remiendo
con la piel de tu locura
con el eco de tu altura
y me alejo
me acerco
oscilante pendulo
de papel de celofan
de campanitas tin ti neantes
por el viento de tu aliento
Me recorro en el espejo
me busco en tu mirada
extraviada, me extravio
en la busqueda de tu mirada
Me revuelco
entre las plumas
te dibujo en el azul
del infinito
Infimo te me alejas
Finita tu sombra
hasta quedarme sin...

Ciento ochenta

Recitabas una y otra vez los bíblicos versos apoéticos del desvarío mientras clavabas una por una las ásperas astillas de la inconsciencia. Enmarañada memoria selectiva, callada sucumbe al revivir esas instantáneas realidades fantásticas, renegando de la hermosa sensación de haber sabido volar... Un eterno duelo entre el recuerdo y el olvido... la culpa y el desatino... Marcabas con tus dedos el ritmo desentonado del pecado, del soñador que anhela lo inalcanzable. El verde del desengaño tan real entre tus manos, tan cruel en tus palabras, tan lejano en el pasado...

Desvivida

Esta mismísima vida que me vive,
se sonríe de mí, se jacta de su repetitivo ir y venir...

Se despide de mis despedidas,
me recibe con estos nuevos encuentros...
Me alucina con sus alucinaciones de cuento fantástico...
Me da vuelta la cara con su tibio viento de verano...

Arcoiris

Una pizza de muzzarella por favor. Una cerveza y un poco de maní... Y mi panza empieza a sucumbir ante los destellos desencadenados por la frenética combinación de sales y amarguras... Una verborrágica desentonación de sentidos se evaporan y miles de burbujas alcoholizadas se desprenden mareadas desde la cornisa de mi vaso... Bueno, contame lo que te paso... No se, ya no me acuerdo, hablemos de otra cosa... No se lo dije, pero creo que en ese momento solo tenia en mis ojos muchas burbujeantes ideas pero no podía pronunciar ninguna... Labios sellados? Mente inquieta bloqueada... Sisi, creo que era eso... Esa misma sensación, la de estar abajo de las cataratas... sintiendo esa fuerza inmensa sobre el cuerpo y la invasión repentina de una parálisis adrenalítica de todo el espíritu... Y todo se ve como en una fotografía... Se congela, esa imagen eterna que permanecerá... así, detenida...para siempre. Y siento que le estoy robando a la historia un instante, milésimas de segundo contenidas en una combinación de luces y sombras, de arcoiris multicolores que se ahogan ahora en mi vaso de cerveza...

Marea

Recelosa vanguardia de poetas inexistentes. Me habitan, me sucumben, me soslayan... Recrean en mi conciencia retóricas cuestiones siempre recordadas en sus más ineludibles pensamientos. Manifiestan en mis manos la decadencia maldita de las horas deshabitadas, de los minutos inacabados, de los segundos desorbitados. Rasguñan con sus dedos fríos la marea de versos desentonados que nunca pudieron hilvanar, que quedaron deshechos como ovillos de lana vieja. Palabras desenvainadas, inalterables en las ansias frustradas de una hoja en blanco, de un libro sin páginas, de una canción sin melodía. Redes, enjambres de amotinadas relaciones pegoteadas con la miel de la inocencia, miles de peces en movimiento exhalando vida por sus branquias, soñando con el agua que se va secando entre sus escamas, esclavos de las circunstancias… Ruinas devastadas por la historia inacabada de una humanidad que intenta seguir viviendo, que sucumbe ante la pérfida ignorancia de sus propias manos que construyeron, piedra sobre piedra, esta infame manera de encarar el destino...

Rehacer

Quién sos? me preguntó
aquel anciano por la calle
Me qued
é mirándolo
asombrada...
Qui
én era él? pensé para mi...
Soy yo
contest
é timidamente
levantando los hombros
Estas segura? respondió burlón
Eso creo... Y usted?
Yo soy
No s
é quién, pero me basta con ser...
El siguió su camino
y me qued
é sola...
con mi yo y con su ser.

Prismas

El pasado parece eterno
y fugaz el deshielo...
Se replican en el presente
dualidades marginadas,
como un futuro claro
pero a la vez incierto...
Los rayos atraviesan el agua
Prismas multicolores!
Lagrimas disecadas
en frasquitos de recuerdos
Salgo...
remonto en el viento tibio
mis arcoiris de ilusiones...

Sopa de letras

Reveladoras vetas de ignorancia
trepidan entre las olas arremangadas
de un mar de promesas eternas
Palabras propias que se vuelven extrañas
Salen de mi boca y no las creo…
Frases ajenas pegadas
llenas de arena
a mis recuerdos
Ayer casi reales, vivas
Hoy vanas voladoras
Flotan ahogadas,
devastadas…

Himnosis

Circunstancias ajenas
de un ser que anhela
Carreteras desiertas
arenas eternas
de un mar que desvela

En vaivenes solitarios
flamean las banderas
de mudos ideales
y en mis labios se pegan
firmes palabras de seda...

Desaires

Vientos curiosos
arremolinados
en mi existencia...
Como azulejos de invierno
se apoyan en mi espalda
pálidos, desarmados
desalmados...
Y las hojas que se visten
con la tinta de mi mano...
Desorbitadas vuelan
pedacitos de historia
que se deshacen
en cenizas...

Malabares

Fumo el rock
de tu voz
Resuena
en tu nombre
música disonante
lírica…
fascinante!
No la escucho
la oigo…
No la entiendo
la quiero…
No la quiero
y la escucho!
Me uno a multitudes
me hundo
gente que
salta
salta
salta
Salto caigo
Subo bajo
Vaivenes ridículos
desenfrenados
agitados
como vos
como yo
como todos…
Refugiados
del mundo
Anti-idealistas
revolucionarios
Hacemos malabares
con la ausencia!
Y sí…
Sabés que tenés razón?
Si la vida te trae limones…
pedile tequila y sal!!

CreSer

Motivos incansables
de intensas soledades
y creencias olvidadas
Cambios inalterables
estancias cambiantes…
Metamorfosis de sueños
me convierto en semilla,
y me dejo nacer…

A Juani
Amiga mía
Creo que hoy te comprendo
(al menos eso creo, quiero…)
Noches que parecen día
Días o eternas noches?
Lágrimas inútiles
torpes mías
entre tus versos
largas eternas
en cámara lenta
inservibles…
Oigo tu respiración
ajetreada…
me duele tu dolor
Quiero correr
encontarte
rescatarte
lloro no haber estado ahí!
Oigo tus pasos
atolondrados
sigilosos livianos
casi queriendo volar
Soñabas alas!
blancas, puras, salvadoras…
zapatitos de algodón
Oigo tu grito
mudo
El azul de tu mirada
transformado
naranja
gris
rojo…
busca el mar!
Amiga heroína…
la vida te quiso acá
la ruleta giró a tu favor…
no creo que ta te tí
seguro te quiso a ti!
Tu voz
la de los que no están
del eterno silencio…
Tus ojos
de los que ya no ven
profundísimos miran
son multitud
Tu alma
incansable luchadora
es una
son miles…
sos ellos…

Madrugada

Sé que sigo viva cuando pongo mis manos debajo del agua caliente y siento de a poco que la sangre vuelve a recorrerme. Mojo mi cara entre sueños que se desperezan como gatos, lentamente, con temor a despertar… y mientras tanto le pregunto a mi reflejo si ha encontrado una respuesta… Sin obtener nada a cambio, mi cara se aleja de la ventana del alma, cierro mis ojos y resuelvo continuar con el inquebrantable deseo de ser alguien… Con un café en la mano y la pereza en la otra, intento disuadirme de volver a la cama. Miles de segundos parecen abalanzarse en el reloj y lanzarse desprevenidos desde las alturas de la aguja que marca las en punto… Me deslizo por el pasillo de mi casa, parezco un ladrón y luego desaparezco… Recito una vez más los mismos pensamientos de cada mañana, sin decírselos a nadie, sola y en silencio… Un perro atolondrado ladra en la oscuridad de la madrugada recién parida y una revolución de ecos de lata dan la vuelta en la esquina. Después del susto me recupero y emprendo la marcha, inalterada, eterna... Si supiera hacia adónde tal vez sería más fácil, más corto el trayecto… Pero creo estar descubriendo que el andar es siempre incierto y cada paso un tropiezo… Los maldigo entre susurros, sí, a ellos… los libros que hablan del futuro como algo conocido, previsible, manejable… lógico? Sonrío tal vez un poco desahuciada, descreída… parodiando esas frases repetidas que recitan escritores y poetas… Poesía, cuánto te agradezco la existencia! Como un cuadro surrealista, dejar que las palabras nazcan atolondradas y se vayan atrayendo, enamorando unas de otras hasta enlazarse eternamente en versos, en sinsentido… Dejarlas volcarse libres, exiliadas, desprendidas… Volverse hacia ellas, mirarlas tomar vida y a veces hasta sentir que se ríen de mí… de mi corto entender… de mi deseo de ser y no poder. Y así continúan mis días, en un eterno debate entre lo real y lo imaginario, entre la locura y la… cordura? Y salgo a la calle volviendo a armarme de presencia, aunque esta vez con cierta despreocupación… dispuesta a enfrentar las realidades más extrañas, esas que mi imaginación no es capaz de dibujar… retratando con mis ojos las imágenes casuales que se suceden frente a mi… como una bocina que suena estrepitosamente y un auto que haciendo luces me invita a subir… Y una vez más, cierro los ojos y me dejo llevar…

HuEcos

Recuerdos presentes
olvidos pasados


Canciones robadas

sin voces sin música
ya mudas ya muertas

Sal picada

Resortes
resuenan, saltan, ríen…
Oxidados

rechinan, caen, lloran…

Aleteos

Vuelos inermitentes
deshojados, incansables
Mentiras desahuciadas
revelan inconscientes
Mañanas despechadas
luminosas, solitarias
Sombras cuidadosas,
espías encomendados
repican a mis costados
Miedos eternos
compañía inexcusable,
presencias eternas
en la luz del horizonte
Llanuras milagrosas
entre montes y valles
Respira mi cansancio
se esfuma en el paisaje...

Céntrico

Revoloteo incansable
entro salgo
vuelco hueco

Perfiles esfumados
abro cierro
eco suelto

Miradas desahuciadas
parto llego
lago seco


Carreteo
inicio del vuelo...